Este viernes 18 de mayo se inició la audiencia de juicio contra el caso de lavado de activos que procesan a tres personas que aparentemente habrían participado en el pago de sobornos por la firma del contrato para la construcción del Poliducto Pascuales-Cuenca. La Fiscalía General del Estado presentó una lista con varios testigos que rendirán sus versiones en el proceso.

Este proyecto estuvo a cargo por el entonces, Gerente de Transporte de Petroecuador, Ramiro C. La Fiscalía sostiene que dos intermediarios facilitaron desde el exterior la entrega de sobornos a través de varias transacciones.

Existen varios juicios derivados del gran caso de Odebrecht, es por ello que dentro del caso de asociación ilícita que involucró también a Jorge Glas, la justicia encontró culpables a los ahora imputados por lavado de activos. Ramiro C. fue sentenciado a seis años de prisión y cumple su pena en arresto domiciliario.

Otro de los imputados se acogió a la colaboración eficaz y fue condenado a 14 meses. La Fiscalía sostiene que los tres procesados montaron una “trama de corrupción” que incluyo el pago de más de US$200 mil dólares. El Poliducto Pascuales-Cuenca se hizo en el anterior gobierno y costó más de US$ 369 millones de dólares. (BGV)